Viajar de norte a sur

donmotormalaga.com foto 1

Cuando vives en el norte, estas deseando que llegue alguna fecha marcada en rojo en el calendario para viajar un poquito más al sur. Nosotros que vivimos en La Rioja, estamos deseando que haya un puente por pequeño que sea, para poder bajar en busca de buenas temperaturas y de sol y playa.

Este año nos hemos decantado por Málaga, así que casi de punta a punta del país, contamos con tres semanas de vacaciones por lo que no nos importa viajar durante un día completo, ya que creemos que merece la pena viajar hasta el sur para poder disfrutar de la gente y del clima de esta zona que tan famosa es.

Iniciamos el viaje un lunes por la mañana con la fresca de la mañana, y llegamos a pisar suelo malagueño nueve horas más tarde, considerando que parábamos cada poco a estirar las piernas, a comer, a descansar… no es mucho. Ya allí empezamos a notar el cambio en el humor, la sonrisa se apoderó de nuestras caras y se nos olvidaron las horas que habíamos pasado en el coche. El coche, no sé si por la distancia o por que ya tiene sus años, se calentó demasiado y empezó a echar humo justo cuando llegábamos a la ciudad, un susto bastante grande el que  nos llevamos cuando vimos todo lleno de humo, no sabíamos si iba a arder en llamas por combustión espontanea o a explotar de un momento a otro.

Mi marido enseguida sacó el teléfono y tecleo http://www.donmotormalaga.com/. Como era lunes enseguida contactamos con ellos y al explicarles lo que nos había pasado nos indicaron que les acercáramos el coche al desguace para saber a ciencia cierta qué era lo que había pasado. Efectivamente un sobrecalentamiento del motor provocó el humo y por fortuna no había ocasionado ningún daño grave. Tras algunos ajustes y reparaciones sacamos el coche del desguace como nuevo y pudimos proseguir con nuestro viaje que no había empezado precisamente muy bien que digamos. Ya en el hotel nos relajamos y salimos a disfrutar de todo lo que nos ofrecía esta preciosa ciudad y calurosa, ¡cuarenta grados! Aunque era algo con lo que contábamos nos pilló un poco desprevenidos. Nada mejor para refrescarse que un buen baño y un mojito fresquito en uj chiringuito para ir abriendo boca de todas las cosas maravillosas que íbamos a hacer en este viaje.