Un control que no debemos dejar pasar

piezasdesegundamano-es

Ayer  cuando me levanté llovía, llevamos así toda la semana que los arboles en vez de parecer plantados parece que nadan en sus arreates, el agua ya les sale por las hojas pero la verdad que es tan necesaria que espero que rebosen que no les pasa nada. Claro como llovía decidí llevar a las niñas al cole en coche y de paso ya me iba y aprovechaba a pasar la revisión al coche que le toca, me refiero a la Inspección Técnica de vehículos, la verdad que con cualquiera que hablas echa y derriba casi en insultos a los operarios de allí, pero yo pienso que no hacen más que su trabajo, evitando con ello que nuestro coche vaya en malas condiciones y podamos tener un percance. Claro a nadie nos gusta pagar, a nadie le gusta que le digan que debe cambiar algo en mal estado de su vehículo pero precisamente por eso están para que la gente dejada y que no mira por su seguridad haga lo posible por hacerlo.

Pues bien dejé a las niñas y claro aquello estaba atestado de gente, pasé a la oficina entregué mi documentación y al salir pedí la vez, como solo había hombres y además protestando por lo mismo y no me apetecía mucho escucharlos me fui a tomar un café a la cafetería. Cuando salí ya casi me tocaba así que me preparé para poder entrar, me pidieron muy amablemente que pasara y así lo hice y mientras ellos miraban mi coche y me decían lo que yo debía hacer  me dio por pensar en si no la pasaba en si algo estaba mal, y de verdad que agorera si antes lo pienso antes me lo dicen.

Resulta que una pieza en el capó de mi coche no estaba bien no se decir exactamente el nombre porque no me acuerdo, de lo que si me acuerdo es de que me dijeron que disponía de quince días para arreglarla o no me la pasarían, quizás en ese momento me puse en la piel de los criticones. Como me aconsejaron que la comprara en un desguace me fui directa mirar en la web piezasdesegundamano.es y la verdad que la he encontrado solo debió esperar a que me la envíen llevarla a que la pongan y cruzar los dedos para mi próxima visita a la ITV.