Lo que hay detras de un corcho

gruartlamancha

¿A quién no le gusta pasar una velada romántica disfrutando de un buen vino? Pues la respuesta general suele ser que a todos nos encanta. Es importante elegir un  buen vino para la ocasión ya que de ello dependerá que la velada sea de lo más agradable. Desde hace muchos años la empresa gruartlamancha se encarga del tapón de corcho de las botellas de vino más selectas de toda la provincia. Su extensa experiencia en el mundo del corcho y su gran variedad la hacen una de las empresas más consolidadas en el sector.

Cuentan con una gran gama de tapones de corcho natural, colmatados, técnicos, cabezudos, especiales…y así podríamos ir enumerando todos sus productos. Las láminas de corcho son tratados por especialista tres meses antes de ser desprendidos de los árboles, en bosques sostenibles para que hagan su función correctamente son almacenados en estas instalaciones por un periodo de un año, ya que el clima de castilla la mancha es cálido y con muy poca humedad ambiental.  Son cocidos dos veces en agua cambiada a diario y puestos a secar al aire libre protegidos de la lluvia. Tras las segunda cocción es tratado para la perforación ya tendrán forma de tapones. Posteriormente pasaran al lavado y a una revisión manual para descartar aquellos que no cumplan con los requisitos. Serán marcados con el nombre de la bodega que los adquiera y enviados para el inminente embotellado y precintado de las botellas.

Detrás de cualquier producto cotidiano hay un mundo que desconocemos, ya sea de un producto alimenticio o de cualquier índole, todo tiene una gran importancia en su campo, sin los corchos el vino no sería lo mismo, o que me dicen del champan sin el ruido tan característico que hace al descorchar una botella y es que desde que el corcho es desprendido de los árboles de bosques sostenibles y ecológicos hasta que esas planchas se convierten en tapones de corcho para las botellas que utilizamos habitualmente pasan varios meses para que el tapón sea lo más eficiente posible, a nadie nos gustaría adquirir una botella de vino y que por el mal estado del corcho o por su densidad menor a la necesaria el vino no estuviera en condiciones optimas de consumo, el tapón de corche ocupa una parte importante de la vida cotidiana aunque no lo veamos mas allá de un simple tapón.