Diferentes formas de expresar un mismo sentimiento

guiadepsicologos

Amar es un sentimiento complejo pero liberador, se trata de aceptarse a uno mismo y a esa persona que nos es especial, querer que esa persona esté bien con o sin uno, es desear compartir y construir juntos un mismo camino. Es decir, es entregarse y darlo todo sin esperar nada a cambio, porque la mejor recompensa es saberle bien y feliz. No a todos se les hace fácil expresar sus sentimientos por diferentes motivos, algunos hasta sin ellos, simplemente son así.

Aunque para muchos es importante expresarse y demuestran abiertamente su cariño u amor hacia alguien, también se debe comprender que no todos son iguales. Cada persona demuestra afecto de maneras diferentes, muchos psicólogos afirman que personas frías o secas en términos emocionales, sí aman profundamente a sus parejas, que el hecho de que no lo expresen igual que la mayoría, no quiere decir que no lo hagan.

Hay muchas maneras de expresarse, mientras algunos necesitan el contacto físico de abrazar o besar mucho a determinada persona otros no, lo hacen a través de sus actos. Solo con interesarse en sus cosas o ayudarle en cuanto puedan, es su manera de decirle “te quiero”. Incluso, la mayoría de las veces, este tipo de personas suele querer con mucha más entrega que quienes viven proclamando sus sentimientos.

Amor y obsesión

Es oportuno saber distinguir estos dos términos para no quedar atrapados en una relación tóxica. Algunos se niegan a ver lo que ocurre con su pareja, no se dan cuenta de lo que sucede realmente por quererles, al punto de pasar por alto situaciones que no son sanas para ninguna de las partes.

Según los psicólogos, cuando en una pareja aparecen críticas constantes en lugar de buscar la manera de entenderse, se tiene una actitud defensiva, se distancian, hay menos intimidad y, sobre todo, reina la falta de compromiso, es momento de hablar de a dónde se dirigen las cosas. No sirve de nada estar con alguien a quien ya no se quiere o no se percibe que el otro no siente lo mismo hacia nuestra persona.

Cuando no se ven los límites puede que una de las partes, o ambas, se nieguen a que la relación ha terminado y siguen en la insistencia de buscar a la pareja; lo peor es que, en ocasiones, adoptan conductas inapropiadas, queriendo obligar de alguna manera a la persona a seguir en la relación o pretender seguir exigiéndole como si aún estuviesen juntos.

Es recomendable que si la situación nos supera busquemos la orientación de un especialista, puesto que los psicólogos ofrecen ayuda ante diferentes tipos de conflictos en los que interactúa la conducta humana. Consulte en www.guiadepsicologos.com, un directorio que le mostrará la información necesaria para encontrar al profesional que mejor se ajuste a sus expectativas.